lunes, junio 30, 2008

Sergio Algora

LOS HOMBRES ATRAPADOS POR SUS HUCHAS


Aquí, esta idea de beso que jamás resucita en mi boca,
mientras cae la ceniza del cerebro consumido en la quemada de
mis labios,
por el beso que llevo dentro goteando sus dudas como alcohólicas
de esta vida,
que dicen dejarla y una y otra y una y otra vez vuelven
reptando a probarla.


Cada una de mis palabras resuena sin vida,
como mis tacones por la calle vacía.

1 comentario:

franxapa dijo...

Menos mal que hay gente capaz de explicar con palabras lo que a los demás nos cuesta!

Blogger Templates by Blog Forum