lunes, agosto 04, 2008

The Great Pretender

Meter tu vida en cajas causa una sensación muy rara. Al ir organizando las cosas que me voy a llevar a mi nueva vida, miro de reojo a las que se quedan y no puedo evitar imaginarlas preguntando porqué.
¿Qué me hace decidir entre un libro u otro?, ¿porqué esta peli y aquella no?, ¿este poster me gusta más que el que lleva en mi pared todos estos años?....
No encuentro respuestas. Me siento en la cama y miro a mi alrededor y me pregunto si estoy lista. Mi cerebro(enemigo mortal en los últimos tiempos)responde que él no cree estarlo. Entonces, se unen a la conversación el Miedo, la Inseguridad y las Dudas.
Un acto reflejo: meterme bajo las sábanas y dejar que pase todo. No tiene pinta de ir a ser una tormenta muy fuerte, así que podría estar protegida en mi cómoda y familiar cama.
Miro los rostros amigos y familiares de mis compañeros de aventuras y unas fuerzas escondidas en mis tripas se asoman sonrientes. Lo sensato parece irse, lo seguro quedarse.
¿Quién soy yo para tener sueños tan altos?,pero Vanessa, no jodas, ¡apenas llegas al metro setenta y tus aspiraciones se acercan a la luna!.
Oigo voces(incluso medicada mi puñetera conciencia sabe burlar las barreras químicas)que me hablan de un fracaso con solera, de volver a empezar, de NO PODER.
Así que, aparto las cajas, vuelvo a meterlas en el trastero, cojo mi libro y salgo al porche a darle un poder mágico a mi cigarro: su humo se lleva mis preocupaciones. Aplazo el inicio de algo que ya he empezado y pienso en que debería cerrar muchas puertas antes de abrir ventanas nuevas, pero siempre se me dio mal pedir perdón.
Los demás me miran, y reconocen en mi una seguridad merecedora de un Oscar*(me pregunto si alguien más oye los aplausos mientras agradezco mi premio)y yo continúo con mi sonrisa imperturbable.
Tal vez todo sea culpa de la mudanza, del calor o de demasiados años de Alicante. La respuesta....en un mes y 9 días...

2 comentarios:

J dijo...

¡Hola V!

No hagas caso a esas voces que hablan de fracaso sin prueba alguna. Tú perteneces al mundo de los ganadores, al mundo de los que cogen su vida y la torean, de las que aprovechan oportunidades para hacer con su vida lo que siempre han querido hacer.
Si partimos de una base triunfal, el éxito está asegurado. Fracaso es rendirse ante el miedo y regodearse en las excusas cobardes de que no era tu camino. Y si la cosa no sale, en el peor de los casos, pues un@ se hace su maleta y se vuelve a casa con la cabeza tan alta como el cuerpo le deje porque, en su interior, sabe que un día tomó la decisión de ir a por tu vida y lo intentó y le pegaste una patada en el culo al "y si". Eso es un triunfo. Así que deja que esas voces utilicen esas palabras nocivas para ignorarlas. Desde luego videntes no son. Y si hoy no te sientes con humor para llenar esas cajas, habrá otro momento, pero la cosa es atreverse a meter la primera pieza. El resto viene rodado (nunca mejor dicho). Luego recuerdame estas palabras porque hoy tengo el día positivo, pero habrá días que estaré chof y necesitaré que me las recuerdes. Pero lo importante es que nos tenemos el uno al otro.

Besos.

franxapa dijo...

Estoy con J! nadie puede asegurarte un triumfo, pero si nunca lo pruebas sí tienes un fracaso! yo me cambiaba contigo... aunque quizá tenga en breves que tomar la misma decisión! solamente piensa que eres Vanessa, que tienes más talento en 1'70 que muchos en 2 metros, y otros tantos que no te superarian ni midiendo tres, y que además tienes ganas y tienes fuerza. Con que mantengas algunos fantasmas un poco alejados unos dias, es suficiente. Acuerdate! antes tendré yo una amiga famosa que tu un amigo famoso

Blogger Templates by Blog Forum