lunes, septiembre 15, 2008

Caminos sin baldosas amarilas


A veces echas de menos que tu corazón lata con más fuerza,que tus sentidos se nublen y las piernas te tiemblen ante el roce furtivo de un beso..
Otras,por el contrario,solo necesitas reunir el valor necesario para acercarte a dos actores y ofrecerles un trabajo...y que acepten...
El valor que nunca creí tener se asoma a mi ventana,mientras pienso que tal ves...esta vez si he encontrado mi sitio.

1 comentario:

J dijo...

Y me alegro tanto de poder ver en primera persona esa fuerza, ese andar decidido hacia tu nueva vida, esa determinación a aceptar la vida que te mereces. Señoras, señores, V is on her way!

Blogger Templates by Blog Forum