martes, abril 28, 2009

Enemigos

Luchar con el pesimismo propio es mucho más jodido que hacerlo con el ajeno. No paro de pelearme con él, y nunca tengo claro quién va a ganar. Cada día empezamos la guerra de cero, sin contar para nada con lo que pasó el anterior, no nos sirve. Él cree llevarme la delantera, se siente seguro en un terreno que le resulta familiar, pero no sabe que esta vez yo no me voy a dejar vencer tan fácilmente, ya le he puesto nombre, el enemigo está identificado.Ahora hago acopio de fuerzas al abrir los ojos cada mañana.
A los que me acompañais, gracias, desde donde esteis, os siento.Prometo no fallaros.

2 comentarios:

franxapa dijo...

La Vane que yo conozco le dará al pesimismo hasta en el carnet de identidad! Tiempo al tiempo...

JB dijo...

Coincido con Fran (Hola Fraaan), la Vane que conocemos será capaz de darle de hostias al pesimismo y se quitará a guantazos a esa depresión que lo único que tiene es mucha boca pero tiene millones de puntos débiles. A por elloos! (uy, me ha quedado rollo el mundial, pero ahi está la idea).

Blogger Templates by Blog Forum