lunes, noviembre 12, 2007

La lista

Es curioso. El nombre de mi blog es el de una lista y yo siempre he sido incapaz de enumerar cosas con coherencia. Si tuviese que citar una por una todas las promesas que debo olvidar me pasaría la mitad del tiempo divagando.Sería aburrido. Y nada productivo. Sería como pasarse una semana en el motor de un autobús.
Una vez me pidieron que diera razones para no irse de mi lado. La cosa acabó mejor de lo que esperaba.Él se fue, pero como me concentré tanto en encontrar buenas razones y en plantearlas de una forma ordenada, cuando me di cuenta de su aunsencia no me costó recuperarme. Así aprendí que la falta de concentración acentúa el dolor de una ruptura.
Ahora ando liada con la lista de las cosas que quiero hacer antes de cumplir los 30.La película de ese mismo nombre y el exceso de series americanas me han llevado a ésto.Podría haber sido peor. El problema es que me vienen mil cosas a la cabeza,pero de repente empiezo a pensar en cómo hacer lo que se me ha ocurrido, y pierdo el hilo. Así que divago, me pierdo, me lío. Y acabo escribiendo que ante de cumplir los 30 tengo que aprender a coser mientras me acabo "Crimen y castigo"nadando sin hacer pie teniendo un hijo. Y no sé si seré capaz...al menos con lo de aprender a coser sé que va a ser difícil.
Con lo de la lista de la compra no mejora.Esa es una traidora-delatora, chivata-acusica. Es imposible ser amiga suya. Sales de casa con todo apuntado, decidida a traer solo y exclusivamente lo que has apuntado con tanto esmero y tantas visitas a los cajones y armarios de la cocina.Pero luego, cuando vuelves del super, vacías las bolsas y observas el contenido, entonces oyes las risas maliciosas y sabes que ella ha ganado.Al final te has traicionado y junto con lo que necesitabas, ha caido más chocolate,una leche corporal con olor a menta silvestre recién cortada y mil cosas más..."absolutamente indispensables".Y vais 1000 a 0.Y de tu cuenta ni hablamos....
El caso es que no entiendo porqué me habrá dado por citar las listas como nombre para mi blog cuando es más que evidente que no me llevo bien con ellas.Un contrasentido más...y ya no sé cuántos van....
Pero no me quejo. La canción a la que cito me encanta, y si soy sincera, las promesas que tengo que olvidar no son tantas, y son tan claras las huellas que me han dejado que solo necesito contarlas para que la lista salga sola.Al fin y al cabo solo necesito fijarme en las cicatrices.

1 comentario:

J dijo...

la vida siempre te acaba sorprendiendo con las cosas que menos te esperas. Ya sabes, es esa amiga tan maja que todos tenemos y que acaban por sorprenderte de la manera más curiosa.

Blogger Templates by Blog Forum